Todo empieza aquí

L. de C. es uno de esos pocos sitios dónde no hay que madrugar ni esperar un buen rato a que no circule ningún individuo para poder sacar una foto decente.

El reloj del campanario, ni lo miramos.

Lástima que no podamos instalar el taller en la calle

L. de C.

Advertisements